Esa gran desconocida: la empatía

Hoy comentaba con una compañera de trabajo y buena amiga, lo difícil que es en muchas ocasiones tener una conexión especial con alguien.

A lo largo de nuestra vida vamos conociendo a decenas de personas, ya sea de una manera casual o de forma más íntima. Pero ¿con cuántas de esas personas has tenido feeling? ¿Con cuántas de esas personas eres tú mismo?

Todos en mayor o menor medida podemos ser extrovertidos, amables, educados con esas personas que conocemos, incluso somos capaces de entablar cierta amistad con personas muy diferentes a nosotros. Todo esto forma parte de nuestra vida en sociedad, pero vamos al tema que hoy me ha dado qué pensar, la empatía.

Según la RAE la empatía es la capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos, que bien suena ¿verdad?

Cuantas veces estamos hablando con alguien y decimos ¿tú que harías si estuvieras en mi lugar? Necesitamos en multitud de ocasiones que nos comprendan, que nos apoyen, y por eso pedimos esa “última” opinión, que en realidad, no nos va a influenciar, sólo nos sirve para confirmar que esa persona a la que preguntas es de verdad tu persona, la que te conoce, la que te respeta y apoya.

hands-1445244_1920

Sería ideal que sino en todos los momentos, en la gran mayoría, tuviéramos esa empatía con el que tenemos enfrente, y que él la tuviera con nosotros.

Ahora estaréis pensando, si claro…eso es imposible. Pues no, claro que no lo es, que es difícil está claro, pero imposible hay pocas cosas, sólo hay que proponérselo.

Cuando alguien nos cuenta un problema porque confía en nosotros, si mostramos empatía, estoy segura de que ese problema sino desaparece se hará un poco más pequeño, porque esa persona ha visto que lo que le pasa no es tan único, tan malo, sino que hay alguien que la entiende y sabe por lo que está pasando.

Hablando ya en primera persona, tengo suerte de estar rodeada de varias personas con las que fluye la empatía por ambas partes, a eso lo llamo yo feeling, que no es otra cosa más que ese ambiente que se genera entre dos personas que se comprenden.

Cuando la vida te da golpes, algo bueno que sacas es saber a quien puedes dirigirte en un día bajo y a quien no. En los momentos duros de verdad es cuando sabes quién está ahí, quien sabe darte un abrazo, regalarte un consejo o simplemente su silencio, porque las personas por muy independientes que queramos ser, nos necesitamos, y ojalá la empatía formara parte de nuestro día a día más a menudo, porque estoy segura que todos seríamos mucho más felices.

Intentemos ser mejores personas no ya sólo por nuestros actos sino poniéndonos en la piel del otro, porque piensa una cosa, quizá mañana seas tú.

Buenos días mimos@s

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s